¡¡¡¡YA BASTA!!!!

No cabe duda que el diferendo ventilado ya hasta la saciedad entre el Gobierno del Estado y Héctor Melesio Cuen, de plano ya hartó a la sociedad sinaloense, pues resultaba inedito, hasta ahora, que un Gobernador ventilara sus desencuentros con otro actor político importante, en éste caso Héctor Melesio Cuen Ojeda, a través de los medios de comunicación. Y es que ya resulta vergonzoso que este espectáculo circense siga escalando, al grado que ahora el coordinador de la JUCOPO en el Congreso del Estado Feliciano Castro Melendrez se subió al ring para tratar de defender a su jefe político, quien a su vez también ha sido acusado de devengar millonarias cantidades de dinero por parte de la UAS por concepto de su jubilación como ex rector y maestro de tiempo completo. Desde luego que lo anterior no quiere decir que estemos de acuerdo con la evidente corrupción que desde siempre ha permeado hacia el interior de nuestra máxima casa de estudios. No, lo que la ciudadanía cuestiona severamente son las groseras cantidades de dinero que se embolsan los integrantes de la casta divina de l Casa Rosalina, todos ellos operadores políticos de el líder moral del Partido Sinaloense Héctor Melesio Cuen. Y para que usted se de una idea de los abusos que se cometen con los dineros del presupuesto de la Universidad, le diremos que la mayoría de los maestros jubilados con tiempo completo han sido recontratados por la UAS y son quienes se encargan de la operación política del PAS. Obvio que estos maestros recontratados no asisten a las aulas a desquitar sus jugosos salarios. Aquí, estimado lector, le damos a conocer algunos de los cientos de casos que se encuentran en la situación anterior. Olga Leticia Garcia, cobra 80 mil pesos como jubilada de la UAZ, 45 mil pesos por pensión del IMSS y 35 mil de sueldo por haber sido recontratada por la institución. En el mismo caso se encuentra el director de Investigación y Post grado, Mario Nieves Soto quien se embolsa nada más y nada menos que 73 mil pesos de honorarios además de una jugosa jubilación y otro tanto como pensionado por el Seguro Social. Otro caso es el de Oscar Camacho quien cobra 50 mil pesos por jubilación dinámica, 30 mil pesos como pensionado y otros 30 mil por haber sido recontratado. Cabe destacar que esto es un pequeña muestra de los cientos de funcionarios de la UAS que han sido recontratados y están al servicio del proyecto político de Héctor Melesio Cuen. Incluso se habla de una nómina secreta donde a los beneficiados con ésta nueva prebenda les llevan a su propio domicilio los documentos para que los firmen. Obvio que éstos personajes también forman parte de la legión de operadores politicos del ex secretario de salud del gobierno Rochista. Pero más allá de la reyerta política entre el Gobernador y Hector Melesio, lo que más indigna a la ciudadanía es que no tengan el menor pudor en ventilar públicamente sus groseras percepciones económicas, mientras el pueblo al que dicen representar y defender no les alcanza el salario para satisfacer sus necesidades alimenticias más indispensables. O sea pareciera que se burlan de la necesidad ajena. Y hasta aquí por ahora. Recuerde que también nos encuentra en el portal de asieslapolitica.com en La Revista Tres Nuevo Periodismo y en Facebook.