EL DESAIRE DE LOS EX ALCALDES.

Yo no se si se trató de una acción concertada previamente entre los ex alcaldes de Guasave, porque en un hecho inédito, es decir nunca antes visto en la historia política del municipio, le hicieron vacío a la alcaldesa de Guasave  Diana Armenta y brillaron por su ausencia durante el acto celebrado en el Centro Cultural, donde la presidenta municipal rindió su último informe de actividades. La postura grosera y de nula cortesía política asumida por los  expresidentes municipales fue acremente criticada por parte de la opinión pública, pues habla muy mal de quienes han sido beneficiados por el poder desde donde la mayoría de ellos medraron del ererio público para su uso personal, como lo han documentado las autoridades fiscalizadoras del Gobierno de Sinaloa. Y es que más allá de eventuales agravios que pudiera haber cometido la alcaldesa en contra de Chuy Burgos, Ramón Barajas, Mingo Ramírez, Blas Rubio  o del propio Victor Espinoza, ninguno de ellos tiene la suficientes calidad moral como para hacerle un desaire de esa naturaleza a quien finalmente gobernó el municipio bajo las siglas de su mismo partido, el PRI. Y si los ex alcaldes supusieron que el desaire  que le hicieron a Diana les pudo representar alguna renta política,  equivocaron su estrategia, pues su actitud fué duramente criticada por la ciudadanía ya que lo menos que dijeron de ellos fué que eran unos malagradecidos. Porque finalmente el daño mayor se lo hicieron a su partido. Pero por otra parte que bueno que a escasas horas de haber sufrido tal desaire, en otro evento presidido por el gobernador de Sinaloa Quirino Ordaz Coppel, el propio mandatario estatal le hacia un público reconocimiento a Diana Armenta, a quien felicitó por su “entrega, pasión y trabajo al frente de los destinos del municipio. Ello ocurrió en el auditorio Luis Estrada Medina  donde el mandatario estatal presidió la entrega de dos mil quinientas becas de transporte a igual número de jóvenes estudiantes  de éste municipio. Y QUE  ESPERABAN. Pues si, efectivamente que esperaban los varones del dinero  de nuestro país de un Presidente Electo anticlimático que suele cambiar de opinión muy a menudo, pero que al mismo tiempo es un verdadero maestro en esconder sus verdaderas intenciones ya una vez ungido como Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, lo cual ocurrirá exactamente dentro de un mes. Y  es que en honor a la verdad no nos explicamos como alguien, en su sano juicio, pudo suponer que Andres Manuel López Obrador iba a cambiar de parecer respecto a su reiterada promesa de campaña de  suspender las obras del nuevo aereopuerto de Texcoco y construir uno nuevo en la Base Aérea de Santa Lucía.  Y si decimos que si alguien en su sano juicio se atrevió a visualizar tal posibilidad, es porque de plano desconocen la escencia de la condición humana. Y es que desde que Andrés Manuel López Obrador se inició en las lides políticas como dirigente del PRI en su natal estado de Tabasco,  dió sobradas muestras de su talante rijoso, pero sobre todo de su innata proclividad al caudillismo no exento de fuertes dosis de mesianismo . Es por ello que decimos que a nadie deben extrañar sus posturas tan irreductibles, sobre su visión unipersonal sobre las maneras de hacer política, así como la concepción particular que posee sobre el Estado Mexicano. ya que considera que los treinta millones de votos que obtuvo en las urnas el pasado uno de ulio le avala cualquier  decisión política que tome sin considerar la opinión de nadie mas. La caida de la bolsa de valores y la marginal devaluación del peso son variables económicas que preocupan y mucho a todos los mexicanos, pero particularmente al sector empresarial. Sin embargo nada de ello parece preocupar al Presidente Electo y reitera una y otra vez que no variaran sus formas de ejercer el poder. Pero por hoy es todo. Gracias por leernos y hasta la próxima DM. Tambien nos puede seguir en el portal de asieslapolitica.com en nuestro blog políicayalgomas.com y en Facebook.

Anuncios