NO DESQUITAN EL SUELDO.

La balconeada que les dio a los regidores  del Ayuntamiento de Guasave, el Síndico Procurador Efraín Zavala, a los que acusó de flojos y holgazanes, caló hondo entre los ediles, y aunque aparentemente la exhibida que les dieron públicamente fue tomada con cierta madurez, lo cierto es que no es así se percibe un abierto enojo y malestar en contra del Síndico Procurador. Y es que para ser sinceros, eso de decirles en su propia carga de que no están a la altura de las circunstancias que merecen los ciudadanos guasavenses y que únicamente van a levantar el dedo, pero sin aplicarse en los muchos temas pendientes que tienen sin  dictaminar, como que ya calienta. Y es que en pocas palabras Efraín Zavala les dijo que no desquitan lo que ganan. Desde luego que salvo sus honrosas excepciones, es público y notorio que la mayoría de los integrantes del cabildo guasavanses le han quedado a deber a la ciudadanía, ya que una buena parte de los regidores prefieren dedicar su tiempo  a cuestiones personales, dejando de lado los asuntos importantes atañen a los guasavenses, pues para ello fueron electos. Es mas, ahora que les instalaron unas modernas y funcionales oficinas fuera de la Presidencia Municipal, son muy contados los regidores que asisten para brindar la atención que merece la ciudadanía. Pero mas allá de todas éstas consideraciones, habría que decir que el jalón de orejas y exhibida que les dieron a los regidores es un hecho inédito en la historia política de Guasave, por lo que habría que reconocer la responsabilidad política del Síndico Procurador, quien tuvo el valor de poner sobre el tapete de la opinión pública un hecho de ésta naturaleza y hasta cierto punto vergonzante. Claro que también habría que dejar muy claro que en casi todas las administraciones municipales los regidores solamente han servido para endulzarle el oído al alcalde en turno, o bien para aprobar asuntos ilegales que les reditúan jugosos “cochupos”. Ejemplos hay muchos. Pero no lo quieren creer, como dijera el colega Lázaro Beltrán. SIN DAÑO PATRIMONIAL- Durante la gira de trabajo que realizó por la Sindicatura de El Burrión éste fin de semana, el Gobernador insistió en que no hubo daño patrimonial sobre el acuerdo entre sus funcionarios y los de la administación de Mario López Valdez y mediante el cual éstos últimos se comprometían a entregar dos millones de pesos, con los cuales quedaría sin efecto el desvío de casi trescientos millones de pesos. Argumentó el mandatario estatal que la nueva Ley de Justicia Penal permite éste tipo de convenios. Sin embargo habría que insistir que lo que de alguna manera pone en entredicho al gobierno estatal, es el hecho de que se haya prestado a sostener acuerdos y negociaciones con quienes han sido acusados por la Auditoría Superior del Estado de haber hecho mal uso de cientos de millones de pesos  cuando tuvieron bajo su responsabilidad al Gobierno de Sinaloa. Y es lo menos que aseguran los críticos de Quirino Ordaz Coppel, es que todo ésto es parte de los acuerdos de impunidad que se hicieron entre MALOVA y el actual mandatario estatal, previo a la elección anterior. Y  hasta aquí por ahora. Tambien nos encuentra en el portal de asi eslapolitica.com en La Revista Tres Nuevo Periodismo y en FACEBOOK.